Seguidores

codigo seguimiento

domingo, 28 de septiembre de 2014

Cómo hacer tu propio labial

Ayer estaba maquillándome junto a mi hija pequeña y a ella siempre le encanta utilizar mis barras de labios así que, para que no me estropee las que tengo, decidimos hacer juntas su propio labial para que pueda jugar sin romper los que yo tengo. Aunque también sirve para que os podáis hacer vosotras mismas ese tono que no conseguís encontrar nunca y que os apetece tener. Todo de una forma sencillísima y muy baratita.

En primer lugar hay que tener un bote de vaselina transparente, un bote vacío, en el que guardaremos el labial, y una sombra de ojos y/o colorete que ya no utilicemos y que queramos reaprovechar. Y los pasos son muy sencillitos.

Sólo hay que coger la sombra o colorete que no utilicéis y romperlo sobre el bote vacío. Luego, con un objeto de punta plana, machacar la sombra hasta dejarla totalmente convertida en polvo (sin ningún grumo) y, por último, ir echando la vaselina y moviendo el polvo hasta dejarlo convertido en una pasta rosa, también conocido como labial en crema. ;-)



Yo, como era para que mi hija jugase, simplemente cogí una sombra rosa que hacía mucho tiempo que ya no usaba, porque no pigmentaba bien y no me gustaba cómo me quedaba en el ojo, para convertirla en labial. Pero si lo que queréis es fabricar vuestro labial, os recomiendo mezclar tonos de rosas o de rojos con un poquito de azul, ya que un labial rosa o rojo de subtono azul blanquea mucho los dientes. O incluso podéis conseguir ese color ciruela tan de moda últimamente... Ya me contaréis qué tal se os da, pero creo que es una fantástica forma de reaprovechar esos cosméticos que ya no utilizamos y volver a sacarles mucho partido.



Además, es muy fácil aplicarlo con pincel, ya que desliza genial, aporta hidratación (al tener vaselina) y pigmenta muchísimo, pues utilizamos gran cantidad de polvo. Y éste fue mi resultado con una sola sombra. Si lo hubiese creado para mi, habría intentado añadir un poco de rojo (para subir el color) y un poco de azul (como os he comentado, para blanquear los dientes). Y si os gustan menos pigmentados, con utilizar menos polvo o más vaselina, está solucionado. ¿Quién se atreve a probarlo?

12 comentarios:

  1. No me apetece complicarme tanto la vida.

    ResponderEliminar
  2. Pues para obtener tonos originales parece una gran idea, saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, seguro que se consiguen colores originales.

      Un besazo.

      Eliminar
  3. Siempre me ha llamado la atención crear mis propios labiales pero al mismo tiempo me ha dado miedo porque no se si es bueno para el labio.
    Un besito

    www.doblebelleza.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una sombra que se aplica directamente sobre la piel ya tiene que estar testada dermatológicamente. Y luego sólo está mezclada con vaselina, que lo único que aporta al labio son cosas buenas. Yo lo he utilizado y no me ha ido mal...

      Un beso.

      Eliminar
  4. Pues me has dado una idea para aprovechar la paleta de 120 sombras y la de 10 coloretes que no uso para nada. Una pregunta... el azul que dices que se puede añadir, es cualquier azul o hay algún tono que quede mejor? Espero que elas el comentario porque esta entrada ya tiene algún tiempo...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sobre todo los azules navy, pero poca cantidad... Verás cómo te quedan preciosos!!!

      Un beso.

      Eliminar

Deja aquí tus comentarios. Me encantará leerlos!!!

Publi 2

Google Analytics